Si el río suena es porque libros trae.

22/10/2015

“Librerías que flotan en los rios de Europa. ”

Liberalia / Librópatas


¿Qué se necesita para vender libros? Libros, por supuesto, vocación literaria y un buen lugar en el que disponerlos. Y en ese último punto las opciones son más bien variadas. Hemos visto librerías de todas las especies. Librerías al aire libre, librerías en una antigua iglesia, librerías en camionetas, en un tren canadiense de hace unos cuantos años. Y también hay librerías metidas en el agua (no literal, porque los libros, nos tememos, no resistirían). Y por supuesto todas ellas son bastante impresionantes y todas entran en esa lista de librerías a las que queremos peregrinar.

LIBRERÍA ACQUA ALTA, VENECIA.

Es una de las librerías habituales en las listas de librerías más inspiradoras del mundo y de las más bonitas y curiosas. Está en Venecia y sus puertas abren sobre uno de los canales. Ya sabemos que Venecia es una de las ciudades más bonitas del mundo (haters, olvidad lo de que huele mal y lo de que hay demasiados turistas), así que el viaje merece la pena. Si además se compran libros, mejor que mejor. La librería es un clásico de las listas de lugares turísticos especiales de Venecia. La librería está desordenada y llena de gatos y libros (podemos verlo en el álbum que han hecho en Facebook) y según Skyscanner (que la ha incluido en una de esas listas de librerías más bonitas del mundo) entre todo eso hay auténticas joyas bibliográficas.
 
 

LIBRERÍA WORDS ON THE WATER, LONDRES.

Otra de esas librerías habituales en las listas de las librerías más curiosas del mundo. Esta está en una barcaza que flota por el Támesis y que no solo eso, ¡navega! La librería se va moviendo entre Camden Lock y London Paddington y hacen actividades literarias. Ahora tienen problemas de supervivencia por culpa de la normativa municipal (y además la quieren sustituir con una cafetería de una cadena), lo que hace que entren aún más ganas de ir a verla.

lecturas Promoción de la lectura fomento lector libros bibliotecas