Liberalia

LA LECTURA EN TIEMPOS DE PANDEMIA UNIVERSAL

 

Millones de personas en sus casas, en cuarentena, viviendo la primera pandemia mundial del siglo XXI. Acaso el escenario ideal para los lectores. Sin embargo, la lectura no es un hábito tan extendido ni el libro goza de tan buena salud a pesar de sus múltiples modalidades y valores. En este amplio reportaje, la periodista Vivian Lavín en el marco del Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor 2020, visita los eslabones del libro en Chile en conversación con la presidenta de IBBY - Chile Constanza Mekis, el escritor y presidente de SADEL,Jorge Baradit, y la librera y editora Berta Inés Concha de Liberalia Ediciones.


Proclamada por la Conferencia General de la UNESCO en 1995, el 23 de abril es una fecha simbólica de la literatura universal que coincide con la de la desaparición de los escritores William Shakespeare, Miguel de Cervantes e Inca Garcilaso de la Vega. Este día rinde homenaje a los libros y a los autores y fomenta el acceso a la lectura para el mayor número posible de personas. En esta ocasión, la UNESCO y las organizaciones internacionales que representan a los tres principales sectores de la industria del libro -editores, libreros y bibliotecas– seleccionan una ciudad como Capital Mundial del Libro para mantener el impulso de las celebraciones de este día hasta el 23 de abril del año siguiente. El año 2020 le correspondió a la capital de Malasia, Kuala Lumpur, ser la Capital Mundial del libro.

 

En momentos en que un tercio de la humanidad se encuentra en cuarentena, #Quedatenecasa, pareciera ser un escenario ideal para la lectura. Sin embargo, los libros no están en los hogares chilenos.

La periodista Vivian Lavín conversa con el presidente de la Sociedad de Derechos Literarios, SADEL, entidad que protege los derechos de los autores en Chile que anunció la primera repartición de dineros a los autores cuyas obras han sido leídas en formatos digitales, y que por primera vez, son registrados como lectura. El escritor superventas además desea llegar a los lectores más jóvenes, una tarea difícil cuando el libro en Chile tiene un 19% de IVA, lo que encarece su acceso.

Para que eso suceda, es decir, que los libros de calidad lleguen a los jóvenes de nuestro país, necesitamos bibliotecas públicas. Y quienes están en el mundo de la educación, saben que a comienzos de los 90' nacieron los Centros de recursos del Aprendizaje, CRA, una forma de denominación de las bibliotecas escolares para sacarles ese peso de lugar de castigo y soledad. Las Bibliotecas CRA son espacios comunes dentro de las escuelas, donde hay computador, juegos de mesa, mapas, libros... todo lo que permita estimular la imaginación. Una de las personas que lideró los equipos fue Constanza Mekis, bibliotecóloga. A ella le preguntamos, justamente por ese eslabón de la cadena del libro donde el libro infantil que ha adquirido cada vez un valor más importante en Chile.

La bibliotecóloga y presidenta de IBBY Chile, esto es la Sección chilena de la Organización Internacional para el Libro Infantil y Juvenil cree que también hay un virus tanto o más peligroso que el Covid19 y que ella denomina como virus DAO: Desmotivación, Aversión y Obligación. Y recordó la célebre frase de la fundadora de IBBY, Jella Lepman: "Serán los libros los que ayudarán a los niños salir de la oscuridad a la que han sido sometidos. Serán los libros los primeros emisarios de la paz".

El Covid 19  ha dejado a la intemperie la fragilidad de la industria editorial chilena. Le preguntamos a la librera y editora de Liberalia Ediciones si tuviera que elegir un gran objetivo para este 2020 para las librerías, algo así como un gran sueño pero que la realidad lo exige.

pensamiento crítico