Durante los últimos años, en Pehuén Editores hemos visto crecer nuestra Colección Infantil no sólo en cantidad de libros publicados, sino también en la calidad de sus ediciones. Y cuando hablamos de calidad no nos referimos únicamente a la encuadernación y la impresión. Hablamos de contenido.



En Pehuén nos hemos comprometido con la calidad de nuestros libros para los más pequeños, aplicando en la elaboración de cada uno de ellos un conjunto de principios que interpretan nuestra visión de lo que significa editar para este público tan importante: nuestros futuros jóvenes y adultos.



Para llamar su atención, partimos de la base de que los libros deben ser hermosos a sus ojos, con formatos de distintos y llamativos tamaños, con diseños atractivos, encuadernaciones y papeles de excelente calidad, que les permitan ver al libro como un objeto preciado; que sean entretenidos, que motiven su inteligencia y despierten su sentido del humor; que hablen de su realidad, de su entorno y sus inquietudes con un lenguaje rico. En Pehuén creemos que el regalo maravilloso del lenguaje es para todos, y que las mentes ávidas de conocimiento de los chicos están preparadas para recibirlo tal cual es. De igual forma, creemos que los libros para niños no son "sólo" para niños. Un buen libro de literatura infantil debe ser inteligente y motivar la curiosidad y placer de los niños, jóvenes y adultos.



Con nuestros libros infantiles pretendemos intensificar la euforia y vitalidad que significa vivir aquellos cortos e intensos años que tanto marcan el resto de nuestras vidas. Creemos que los libros deben, a través de sus textos e ilustraciones, entregar un mensaje, pero no aleccionar. Que sus moralejas, de tenerlas, no sean determinantes, sino que inviten a la reflexión. Que no hay que tener miedo de mostrarles el rico mundo que rodea lo acostumbrado y a decirles, con sutileza, las cosas tal como son.



En este sentido, hay mucho por hacer aún en la literatura infantil en Chile. Un sin fin de temas "tabú" o difíciles de tratar como el bullying, el divorcio, la muerte, el ser diferente, entre otros igual de importantes y delicados, esperan por ser abordados. Con nuestra Colección Infantil apuntamos a eso. Las historias para niños no tienen por qué ser solamente de fantasía, princesas y castillos; lugares comunes que alejan a nuestros chicos de la cotidianeidad que realmente les toca vivir.



Este es nuestro manifiesto acerca de lo que significa editar literatura infantil. Si concuerdan con nosotros y nuestra visión, los invitamos cordialmente a conocer y recorrer nuestra Colección Infantil en nuestra página web. Allí podrán ver las portadas y reseñas de cada libro; descargar las primeras páginas y conocer detalles específicos de cada edición, como el formato, encuadernación o cantidad de páginas.



La infancia debe ser una experiencia hermosa e inolvidable, y nosotros, a través de nuestras ediciones, queremos intensificar esa experiencia para que nuestros niños se proyecten y crezcan como personas cultas, libres y respetuosas.